EXTRATERRESTRES ELLOS ESTAN ENTRE NOSOTROS

Mirar el sol al atardecer y agradecer por la belleza de un nuevo día está muy lejos de pensar en los extraterrestres y que ellos están entre nosotros. Nunca consideré la posibilidad de que así sea, salvo por fantasías con aliens o en momentos de aventuras soñar estar en una batalla de star wars, como máximo. Sin embargo un amigo que volvió de un viaje introspectivo por Katmandú y se había dado al lisérgico, propiciado porque su pareja lo había dejado por un trípode amorfo que la satisfacía mejor que él, me comentó su alucinación que vivió de un modo muy real y que narraba más o menos lo expuesto a continuación.

EXTRATERRESTRES ELLOS ESTÁN ENTRE NOSOTROS LOS HUMANOS

A los pocos minutos de la ingesta de la pastilla del Mal, comenzó a sentir una realidad exótica e intestinal. Como recorriendo algún submundo de colores fuertes y vívidos, complementarios y diametralmente opuestos. Había seres sobredimensionados y compulsivos, el piso se movía y el tenía la capacidad de volar. El mundo se presentó onírico y el arco iris no sólo aparecía cuando llovía con el sol como testigo. Atravesando esa suerte de “realidad” (¿paralela?, ¿interdimensional?) y viajando en un subte violeta y rosado, en el que iban a su trabajo elefantes, cebras mezclándose entre usuales trabajadores, había extraterrestres y pudo así confirmar que ellos están entre nosotros.

Ahora bien, ¿era posible que esta realidad se le presentara simplemente como una alucinación producto del viaje lisérgico que estaba experimentando o los extraterrestres podían “colarse” en su alucinación, revelándoseles para dejarle un mensaje claro y rotundo como prueba de su existencia entre los humanos? Por supuesto que mi amigo al recobrar su sobriedad, descreería hasta de el mismo en su versión de los hechos y los aliens serían producto de su estado, pero …. ¿y si fueran verdad ambas cosas?

MUSEO ALIEN

Su viaje lisérgico continuó junto con varios extraterrestres, que al bajar del subte lo llevaron a un museo alien para comentarles si le parecía justo que se trate su imagen de esa manera, poniéndolos en una góndola de exhibición como si fueran un paquete de arroz,  que cómo podía ser posible, y lo regañaron cosa que dañó su estima e imagen moral. Así comenzó a cuestionarse no solamente nuestras necesidades modernas, sino también ver la vida como una góndola en la que todo tiene un precio y es ubicado en secciones de consumo o, como en este caso del museo alien, como fenómeno de contemplación cultural cuando según le planteaban y había quedado demostrado en su alucinación, los extraterrestres están entre nosotros y por lo visto, sobran góndolas.

EXTRATERRESTRES DE VERDAD

Aquello que en su realidad entre onírica y lisérgica vivió como algo sospechosamente vívido y demasiado real, ¿podía transgredir las realidades y suceder también en lo que todos acordamos como “realidad”? en tal caso, si los aliens estarían manifestándose en nuestros delirios como modo de sugerencia de su existencia, como para que empecemos a considerarlo y de esa forma alivianar el impacto que nos supondría la aceptación de su existencia, estaríamos entonces ante extraterrestres de verdad que eligen esa manera como su forma de comunicarse con nosotros?

INVASIÓN ALIENÍGENA

Siguiendo esa línea de pensamiento, ¿y si la ten temida invasión alienígena no se da de una forma belicosa y buscando obtener nuestros recursos naturales para luego eliminar la raza humana de la faz de la tierra, sino que se produce a nivel no sólo mental sino apareciendo solamente en nuestros delirios o realidades oníricas? En tal caso, sería una invasión alienígena pacífica que busca establecer lazos de manera gradual para que podamos ir aceptándolo y viendo su carácter amistoso dejando de lado las fantasías atemorizantes que suelen aparecerse respecto de aliens de carácter maléfico con intenciones brutales.

ALIENS REALES

Según el relato de mi amigo, que estaba muy influenciado por demasiados viajes lisérgicos los cuales habían generado que su sentido de la realidad se vea muy determinado por estos últimos, los aliens reales le sugerían que la humanidad estaba en peligro y trataban de alertarnos sobre los peligros del calentamiento global, la creciente desigualdad entre los más poderosos y los que menos tienen, y la desaparición de especies animales en modo crecientemente exponencial. Decían que si la humanidad seguía de este modo, estaba condenada. Fue lo más sensato que escuché decirle desde que lo conocí, además de cuando me dijo que descuidó a su pareja.

Entendimos que no necesitábamos de aliens reales que nos vengan a decir eso para tomar conciencia de los peligros del calentamiento global no sólo a nivel inundaciones e incendios, sino de su incidencia en agua potable y alimentos.

¿Y si su delirio lisérgico no era tal sino un estado inducido por los aliens para revelarle mensajes?

Mi amigo entendió que ya debía dejar estos hábitos y ordenó su vida y hoy está saludable, aunque siempre siguió pensando en los mensajes alienígenas que el vivió tan intensamente. Como el siempre dijo, el buscó creer en los aliens reales toda su vida. De modo teniendo en cuenta que uno ve lo que quiere ver, quizás esto es producto de su imaginación potenciada por lo referido.

OVNIS MENSAJEROS DE LA CONCIENCIA GLOBAL

¿Y si mi amigo se había quedado dormido y no era a través de su viaje lisérgico, sino gracias al mundo onírico en donde se manifestaban los mensajes de los aliens, con sus ovnis, como mensajeros de la conciencia global? ¿Y si todo esto fue su intención por llamar la atención ya que estaba viviendo una realidad desesperada? Sea cual fuere el caso, considerar que seres evolucionados puedan comunicarse con nosotros de modo tan sutil e imposible de demostrar ya que estas hipótesis quedan descartadas por pertenecer al mundo de la imaginación y del delirio, resulta algo relativo al mundo de las quimeras.

Quizás no sea necesario que vengan extraterrestres y que estén entre nosotros para que nos den su  mensaje de que estamos a punto de autodestruirnos si seguimos permitiendo que el calentamiento global avance, ya que tiene que ser nuestra lucha hoy porque si no lo detenemos, las consecuencias serán demasiado para la raza humana.

estraterrestres ellos están entre nosotros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.